Alguna vez te has preguntado, por qué es tan importante el rosario en nuestra iglesia. Bueno… quizás la siguiente anécdota te ayude a entender un poco mas y a responder tus preguntas.

“AMOR A MAMÁ MARÍA”

Se cuenta…
Que San Pedro muy preocupado, al notar la presencia de algunas almas, a las cuales no recordaba haberlas hecho pasar al cielo y se puso a investigar y encontró que había un lugar por donde entraban y fue entonces ante el Señor y le dijo:


Señor he observado que aquí hay algunas almas a las que no recuerdo haber abierto y hallé un hueco por donde entran yo quisiera que los vieras.


Aceptó Jesús acompañarlo y vio que de un hoyo descubierto colgaba un inmenso Rosario hacia la tierra, por donde constantemente suben muchas almas.


Alarmado, le dijo San Pedro: creo Señor, que debemos cerrar esa entrada de…
No, no, le respondió Jesús, déjalo así, esas son cosas de mi Madre…

“Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Exaltó a los humildes”. Lucas 1,39-56.

 

 12522968_10206617768101884_19681992192965664_n

Momento de reflexión:

María vivió en condiciones de peregrina, con confianza total se abandonó al Señor y, guiada por Él, en todo momento cree y espera. María vive unida a Cristo durante toda su vida, hasta llegar con Él a la cruz. El dolor del hijo se hace dolor para la madre. Está presente cuando llega la hora decisiva y, desde la cruz, colabora y se hace madre de todos los redimidos. No es de extrañar que los enfermos, los cansados de caminar, los que necesitan una luz para sus vidas quieran caminar desde lejanas tierras para acercarse a estos santuarios de fe, de amor y de paz. María, es madre de todos, en especial de los necesitados, está junto a las vidas rotas de tantas personas como estuvo junto a su Hijo. “Ella sigue con sus ojos misericordiosos” a todos los que acuden a Ella invocándola en momentos difíciles.
Del Salmo 44: De pie, a tu derecha, está la Reina.