Si vas a leer citas bíblicas que contengan más de un capítulo, o que salten de un versículo a otro debes tener en cuenta los signos que tiene la cita, por ejemplo: si vas a leer una cita como la de abajo de Colosenses, debes tener en cuenta que la coma indica que van a haber versículos en los siguientes números, si ves un guión es que hay un versículo inicial y final y deberás leer todos los que hay en medio. Si ves un punto es que va a haber un “salto” y vas leer el capítulo que te van a nombrar.

Teniéndo en cuenta esto, la cita de abajo sería así: Colosenses capítulo 3 versículos 1 al 25 y capitulo 4 versículo 1. ¿Ves? ¡¡Inténtalo!!!